Seleccionar página

Ya presentada al Congreso Nacional las propuestas del gobierno que postulan reformar el sistema previsional chileno, podemos señalar que el mayor cambio se focaliza en la creación del “Comité de Ahorro Colectivo”(CAC).

Esta nueva institución, que administrará 3% de los nuevos ahorros obligatorios que llegaran a un total de 5%, deberá tener una institucionalidad independiente del poder ejecutivo de turno, y tendrá como uno de los objetivos principales el rentabilizar los fondos que comenzará a recaudar y velar por el cuidadoso manejo de las inversiones.

Ante la mencionada propuesta cabe preguntarse qué tan eficiente será la administración de esta nueva institución, dado que deberá aumentar los ya buenos resultados obtenidos por las vilipendiadas AFP que en el Multifondo A en los últimos doce meses en términos nominales superan el 14%.

Cuando digo que la exigencia lógica será que el CAC obtenga mejores rentabilidades que las AFP (al no tener fines de lucro), me refiero a que la alta rentabilidad, que ha obtenido por años la AFP (aproximada a un 25% sobre su patrimonio), debe verse reflejada en las cuentas individuales de los afiliados que manejará el nuevo organismo.

Este punto es absolutamente independiente del traspaso que se realizará con el 2% que recaudará el Estado desde los sueldos de los trabajadores dependientes, el cual tiene la exclusiva finalidad de mejorar las actuales y futuras pensiones  intrageneracional e intergeneracional.

De no ocurrir lo señalado, no se habrá cumplido la promesa y no se habrá aprovechado la gran “OPORTUNIDAD” de demostrar eficiencia por parte del organismo estatal.

Horacio García Espejo
Director Tiempo Senior

Comentarios

comentarios